domingo, 4 de noviembre de 2012

¿Cómo ingresan las sustancias Tóxicas al organismo?


La acción tóxica de las sustancias venenosas puede ocurrir en las personas cuando penetran al orga­nismo por una o varias de las tres vías siguientes:

El sistema respiratorio, mirado exclusivamente como una vía de ingreso de sustancias al organismo y en forma muy general podríamos decir que se encuentra formado por dos aéreas que cumplen funciones diferentes.

VÍA RESPRIRATORIA (NARIZ)
La primera, que va desde las fosas nasales hasta los bronquíolos respiratorios y que corresponde a un sistema de conducción de lumen decreciente, encargado de filtrar entibiar y conducir el aire y todos sus componentes hacia el área de absorción
La vía aérea es una de las más importantes en cuanto a ingreso de tóxicos se refiere, dada la cantidad de sustancias tóxicas gaseosas, líquidos volátiles o aerosoles que se encuentran presentes en la industria y que son susceptibles de ser inhalados; a esto se agrega la gran superficie de absorción con que cuenta el aparato respiratorio que puede medir entre 74 y 100 metros cuadrados lo que explica la gran velocidad con que un tóxico es capaz de ser absorbido por esta vía.

VÍA DÉRMICA
La piel es un órgano que cumple múltiples funciones entre las que podemos destacar:
1.      Protección a agentes químicos, físicos y biológicos.
2.      Interviene en la regulación  de la temperatura corporal    mediante los mecanismos de vasodilatación y vasocontricción.
3        Interviene en la inmunidad celular mediante las células de Langherans ubicadas en la epidermis cerca de los melanocitos.

4        Posee poder de biotransformación alcanzando mas o menos al 6% del potencial de biotransformación que posee el hígado.
5.      Constituye una importante vía de excreción para sustancias como el agua, electrolitos y algunos tóxicos endógenos o exógenos.
6.      Por último constituye una gran vía de entrada de sustancias al                   organismo.
Aquellas sustancias capaces de alterar sólo la capa hidrolipídica de la superficie de la piel junto con aquellas que sólo pueden penetrar hasta la epidermis tendrán un efecto local, (excepto las sustancias sensibilizantes).  Y que sólo aquellas sustancias capaces de alcanzar la dermis, donde se encuentran situados los vasos sanguíneos de la piel junto con muchas otras estructuras de importancia serán las que pueden provocar efectos sistémicos.


Los factores principales de los cuales depende la absorción cutánea son:
1.       Concentración de la sustancia al ponerse en contacto con
         la piel.
2.       tiempo de exposición.
3.       Liposolubilidad: como veremos más adelante las sustancias
         liposolubles se absorben más fácilmente.
4.       PH cutáneo: en líneas generales los tóxicos en PH neutro
         disminuyen su absorción cutánea, pero esto depende
         fundamentalmente del tóxico y el grado de ionización.
5        Area cutánea involucrada en la absorción.
6        Temperatura: a mayor temperatura mayor absorción cutánea.
7.       Características anatómicas de la piel expuesta.

Existen zonas de la piel donde la absorción de un tóxico se hace
particularmente fácil y éstas corresponden a aquellas zonas delgada y/o con abundantes folículos pilosos como el cuero cabelludo, escroto, zonas axilares, inguinales, abdomen, antebrazos, etc.  Son aquellas zonas de piel en las que el paso de la sustancia se facilita por la delgadez de la capa cornea o por que el tóxico penetra por el lecho folicular alcanzando inmediatamente la dermis y por ende el torrente circulatorio.

VÍA ORAL ( BOCA)
La vía digestiva es una vía de absorción de innegable importancia dado que está estructurada con ese propósito para la absorción alimentaria, sin embargo es de poca trascendencia en el campo ocupacional y está reservada fundamentalmente a la ingestión de tóxicos en forma accidental o con fines suicidas.  Pero ésta cobra importancia cuando existen malos hábitos de higiene laboral como son la mala práctica de fumar o comer en los lugares de trabajo, donde las manos y el cigarro junto con los alimentos son los vehículos del tóxico hacia el organismo.
La boca y el esófago a pesar de tener una mucosa que no facilita la absorción son lugares donde si se produce cierto grado de absorción, la que se ve gravemente dificultada por el tiempo de contacto del contenido alimentario con boca y esófago (recordemos la absorción de medicamentos por vía sublingual) son zonas cuya función principal no es la de absorción.
El estómago y el intestino si cuentan con características de mucosa, superficie, irrigación, motilidad y PH que facilitan
la absorción.
Así sabemos que las sustancias ácidas se absorben mejor en el estómago  y que las sustancias básicas lo hacen más fácilmente en el duodeno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada